Fundamentos del Evangelio: Dios Santo

Romanos 1:18- 2:11

Comenzamos a mirar que existe un Dios, y sabemos que este Dios existe porque se ha revelado de muchas maneras y formas (Hebreos 1:1), que interactúa con su creación y se preocupa por ella. Vimos que una de las maneras en que se revela es por la creación, y que nos habla de un Dios Creador (Génesis 1:1)… En el principio Dios creó. Yo soy un ser creado, no me he hecho a mí mismo, ¿En qué posición me deja delante de mi Creador? ¿Qué implicaciones tiene?- Dependencia, pequeñez, transcendencia, significancia y sentido.

Un ejercicio que podemos hacer y que se encuentra en este capítulo para obtener un mayor conocimiento de Él, es irnos a la naturaleza, retirarnos un momento solos, y poder vislumbrar Sus atributos invisibles, Su eterno poder, Su infinita sabiduría y Su bondad al contemplar la naturaleza, y dejar que todo esto nos lleve a una adoración profunda y a una humildad manifestada en acción de gracias, ya que por medio de Cristo, ahora podemos reaccionar así delante de lo Creado, que proclama que hay un Dios en este Universo, y que ese Dios es Majestuoso.

(Reflexiones de Cristo acerca de la creación) Mateo 6:26,28

Muy bien, existe un Dios que se ha revelado y que nos ha creado, ¿y qué quiere? ¿Qué dice acerca de mí? ¿Cómo me relaciono con Él? ¿Qué ha dicho?

Vemos en el versículo 16, que Dios se aíra ¿y qué es la ira de Dios? Es su santo desagrado y su justa venganza, en contra de todas las desviaciones de la rectitud moral del hombre. Es una oposición inmutable y absoluta a todo lo malo.

Como dice Nygrem: “Dios, por ser Dios, no puede ser indiferente a que su creación sea corrompida y hollada su santa voluntad. Por ello responde al pecado con su poderosa reacción destructora”

Dios es Santo, que amo lo bueno y aborrece lo malo, y no hay mayor maldad que la de ofenderle a Él, Romanos 1:21; No glorificarle, no darle gracias. En El se halla la suma de todas las excelencias morales. Es pureza absoluta. Exclusividad.