• Santiago 3:13 – 4:10

    Os compartimos el cuarto estudio de Santiago que dio David Burt en el Campamento de este año (2014) en la Granja.

    13 ¿Quién es sabio y entendido entre vosotros? Muestre por la buena conducta sus obras en la mansedumbre de la sabiduría.

    14 Pero si tenéis celos amargos y rivalidad en vuestros corazones, no os jactéis y mintáis contra la verdad.

    15 ¡No es ésta la sabiduría que desciende de lo alto, sino es cosa terrenal, natural y diabólica!

    16 Porque donde hay celos y contienda, allí hay desorden y toda obra ruin.

    17 Pero la sabiduría de lo alto, es primeramente pura, luego pacífica, comprensiva, dispuesta a razonar, llena de misericordia y de buenos frutos, imparcial, sincera.

    18 Y el fruto de justicia es sembrado en paz para los que hacen la paz.

    4 ¿De dónde esas guerras y de dónde esas contiendas entre vosotros? ¿No es de allí, de vuestras pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros?

    2 Codiciáis y no tenéis, entonces° asesináis; ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; lucháis y guerreáis; no tenéis lo que deseáis, porque no pedís;

    3 pedís y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites.

    4 ¡Adúlteras!° ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad para con Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye en enemigo de Dios.

    5 ¿O pensáis que la Escritura dice en vano: El espíritu que puso en nosotros se inclina hacia el celo?°

    6 Pero da° mayor gracia, por lo cual dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes.

    7 ¡Someteos pues a Dios, y resistid al diablo y huirá de vosotros!

    8 ¡Acercaos a Dios, y Él se acercará a vosotros! ¡Limpiaos las manos, oh pecadores, y purificaos los corazones, los que sois de doble ánimo!°

    9 ¡Afligíos, y lamentad y llorad! ¡Conviértase vuestra risa en lamento y vuestro regocijo en desaliento!

    10 ¡Humillaos en la presencia del Señor, y Él os exaltará!

    Santiago 3: 13 – 4:10 (Biblia Textual)

    22 octubre, 2014 • Audio, La Granja, Predicaciones, Santiago, Vídeo • Views: 214

  • Santiago 3: 1-12

    Os compartimos el cuarto estudio de Santiago que dio David Burt en el Campamento de este año (2014) en la Granja.

    3 Hermanos míos, no aspiréis muchos a ser maestros, sabiendo que recibiremos un juicio más riguroso.°

    2 Porque todos ofendemos muchas veces; si alguno no ofende de palabra, éste es varón perfecto, capaz también de refrenar todo el cuerpo.

    3 Si ponemos freno en la boca de los caballos para que nos obedezcan, también dirigimos todo su cuerpo hacia uno y otro lado.

    4 Observad también las naves, aunque tan grandes y llevadas por impetuosos vientos, son gobernadas por un muy pequeño timón, a dondequiera que desea el impulso del timonel.

    5 Así también, la lengua es un miembro pequeño, pero se jacta de grandes cosas. ¡Mirad cómo un fuego tan pequeño puede incendiar un bosque tan grande!

    6 La lengua es un fuego, un mundo de iniquidad; la lengua está puesta entre nuestros miembros y contamina todo el cuerpo, e inflama el curso de la existencia,° siendo inflamada por el mismo infierno.

    7 Porque toda naturaleza de bestias, tanto de aves y reptiles como de seres marinos, es domada y ha sido domada por la naturaleza humana.

    8 Pero ninguno de los hombres puede domar la lengua, un mal incapaz de ser aquietado, llena de veneno mortal.

    9 Con ella bendecimos al Señor° y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, que han sido hechos a semejanza de Dios.

    10 De la misma boca sale bendición y maldición. No conviene que esto sea así, hermanos míos.

    11 ¿Acaso de un manantial brota lo dulce y lo amargo por la misma abertura?

    12 Hermanos míos: ¿puede la higuera producir aceitunas, o la vid higos?° Tampoco de lo salado° brota agua dulce.

    Santiago 3: 1-12 (Biblia Textual)

    21 octubre, 2014 • Audio, La Granja, Predicaciones, Santiago, Vídeo • Views: 219

  • Santiago 2: 14-26

    Os compartimos el cuarto estudio de Santiago que dio David Burt en el Campamento de este año (2014) en la Granja.

    14 ¿De qué sirve, hermanos míos, que alguien diga que tiene fe, si no tiene obras? ¿Acaso puede tal fe° salvarlo?

    15 Y si un hermano o una hermana andan desabrigados y carecen del sustento diario,

    16 y alguno de vosotros les dijera: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dierais las cosas necesarias para el cuerpo, ¿de qué sirve?

    17 Así también la fe, si no tiene obras, está muerta en sí misma.

    18 Más aun, alguien dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras: muéstrame tu fe sin las obras, y yo te mostraré la fe por mis obras.

    19 ¿Tú crees que Dios es uno?° Bien haces: los demonios también lo creen… ¡y tiemblan!

    20 Pero, ¿quieres saber, oh hombre vano, que la fe sin obras es estéril?°

    21 ¿No fue justificado por las obras nuestro padre Abraham, cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar?

    22 Ya ves que la fe actuaba juntamente con sus obras, y la fe fue perfeccionada por las obras.°

    23 Y se cumplió la Escritura que dice: Creyó Abraham a Dios, y le fue contado por justicia,° y fue llamado amigo de Dios.

    24 Veis que el hombre es justificado por obras, y no sólo por fe.

    25 Y asimismo también la ramera Rahab, ¿no fue justificada por obras cuando hospedó a los mensajeros y los envió por otro camino?

    26 Porque así como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta.

    Santiago 2: 14-26 (Biblia Textual)

    20 octubre, 2014 • Audio, La Granja, Predicaciones, Santiago, Vídeo • Views: 221

  • Santiago 2: 1-13

    Os compartimos el cuarto estudio de Santiago que dio David Burt en el Campamento de este año (2014) en la Granja.

    2 Hermanos míos, no hagáis acepción de personas en la fe de Jesús el Mesías, nuestro Señor de la gloria.

    2Porque si en vuestra sinagoga° entra un hombre con anillo de oro, con ropa espléndida, y también entra un pobre con vestido andrajoso,

    3y miráis con agrado al que trae ropa espléndida, y° decís: Siéntate tú aquí confortablemente,° y decís al pobre: Quédate tú allí de pie, o: siéntate aquí debajo de mi escabel;°

    4¿no sois parciales entre vosotros mismos, y venís° a ser jueces con malos pensamientos?°

    5Oíd, hermanos míos amados: ¿No escogió Dios a los pobres según° el mundo, para que sean° ricos en fe y herederos del reino que prometió a los que lo aman?

    6Pero vosotros habéis afrentado° al pobre. ¿No os oprimen los ricos, y ellos mismos os arrastran a los tribunales?

    7¿No son ellos mismos los que blasfeman el precioso Nombre que fue invocado sobre vosotros?

    8Si en verdad cumplís la regia Ley° según la Escritura: Amarás a tu prójimo como a ti mismo, hacéis bien;

    9pero si hacéis acepción de personas, cometéis pecado y sois convictos por la Ley como transgresores.

    10Porque cualquiera que guarde toda la Ley, pero tropiece en un punto, llega a ser culpable de todos.

    11Porque el que dijo: No adulterarás, también dijo: No asesinarás. Ahora bien, si no adulteras, pero asesinas, te has hecho trasgresor de la Ley.

    12Así hablad, y así haced, como quienes van a ser juzgados mediante una ley de libertad.°

    13Porque el juicio será sin misericordia para el que no hizo misericordia, pero la misericordia se gloría contra el juicio.°

    Santiago 2: 1-13 (Biblia Textual)

    17 septiembre, 2014 • Audio, La Granja, Predicaciones, Santiago, Vídeo • Views: 215

  • Santiago 1: 19-27

    Os compartimos el tercer estudio de Santiago que dio David Burt en el Campamento de este año (2014) en la Granja.

    19 Sabed,° mis amados hermanos: Todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para la ira;

    20 porque la ira del hombre no obra la justicia de Dios.

    21 Por lo cual, desechando toda inmundicia y abundancia de malicia, acoged con mansedumbre la palabra implantada, que puede salvar vuestras almas.

    22 Pero sed hacedores de la palabra, y no sólo oidores, engañándoos° a vosotros mismos.

    23 Porque si alguno es oidor y no hacedor de la Palabra, es como un hombre que mira su rostro natural frente a un espejo;

    24 porque él se mira, y se va, e inmediatamente se olvida de cómo es.

    25 Pero el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en sus acciones.

    26 Si alguno piensa ser religioso y no refrena su lengua, antes engaña su corazón, y la religión del tal es vana.

    27 La religión pura y sin mácula delante del Dios y Padre es ésta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en su tribulación, y guardarse a sí mismo sin mancha del mundo.

    Santiago 1:19-27 (Biblia Textual)

    8 septiembre, 2014 • Audio, La Granja, Predicaciones, Santiago, Vídeo • Views: 213