• Fundamentos del Evangelio: Dios Creador

    DiosCreador

    Hoy vamos a empezar a asentar las bases del evangelio. No pretende ser un estudio completo, ni mucho menos abordar toda la profundidad, altura y anchura del mismo, lo cual es imposible. Nuestra intención al abordar el evangelio y más específicamente las bases, es traer luz a nuestras mentes, aclarando conceptos o aprendiendo de nuevos, para tener un mayor conocimiento de quién es Dios y que ha hecho, quienes somos nosotros y en qué posición nos encontramos delante de Él, y que hacer según sea la conclusión a la que lleguemos. Por otro lado, el fundamento de todo lo que pretendemos hacer aquí y de toda nuestra vida es Cristo, y vamos a cerciorarnos de que esa es nuestra base, nuestra roca, sobre la cual vamos a edificar. Porque si estos cimientos no son firmes y estables, puede que todo lo que construyamos encima se nos venga abajo. Por eso vamos a tomar la leche de las enseñanzas elementales acerca de Cristo, no para pasar rápidamente a otra cosa, nada de eso, sino para profundizar más y más en este evangelio que toma toda nuestra vida. Que va desde la Grandeza y la Gloria de Dios en el trono hasta la motivación más pequeña y sutil en el corazón del hombre.

    Muy bien, y ¿Por dónde empezamos? Bueno alguien podría sugerir, por 1ª Corintios 15:1-8:

    Ahora os hago saber, hermanos, el evangelio que os prediqué, el cual también recibisteis, en el cual también estáis firmes,    2por  el cual también sois salvos, si retenéis la palabra que os prediqué, a no ser que hayáis creído en vano.    3Porque yo os entregué en primer lugar lo mismo que recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras;    4que fue sepultado y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras;    5que se apareció a Cefas y después a los doce;    6luego se apareció a más de quinientos hermanos a la vez, la mayoría de los cuales viven aún, pero algunos ya duermen;    7después se apareció a Jacobo, luego a todos los apóstoles,    8y al último de todos, como a uno nacido fuera de tiempo, se me apareció también a mí.

    Lo cual estaría bien, ya que hay una síntesis del evangelio fabulosa. Lo único que opino que en esta síntesis se dan por sentados dos verdades, dos conceptos que dadas nuestras características, la sociedad que nos rodea y nuestro bajo conocimiento de las Escrituras nos es necesario incidir , uno de ellos es Dios y el otro el pecado.

    Opino que aun en muchos casos ser hijos de creyentes, tenemos más en común con los gentiles que con los judíos, ya que éstos últimos tienen un concepto bastante más alto de Dios y el pecado, que muchos de nosotros, aun en su ceguera.

    Creo que es bueno empezar por Romanos, y vamos a leer del capítulo 1:18- 2:11, y antes de dar algunas pinceladas del texto, vemos que el evangelio empieza por Dios, y vemos que las Escrituras dan por sentada la existencia de Dios, en ningún momento se preocupa por dar explicaciones filosóficas acerca de Dios y su existencia, si que da argumentos de porque el hombre no cree, pero no da argumentos de si es posible que exista y como es esto. ¿A que es debido?

    1. A la naturaleza de la Biblia misma. La Biblia es la palabra de Dios. Es Dios hablando. Es Dios comunicándose. Es Dios revelándose. Es lo que Dios ha dicho. Lo que Dios dice. No un invento del hombre.
    2. Dios se revela a sí mismo. Vayamos a Hebreos 1:1-2a. Dios entra en la historia del hombre. Dios se comunica con su criatura. Él se revela al hombre. Miremos a modo de ejemplo el caso de Abraham. Génesis 12:1-3.

    Abraham estaba en Harán. Y de repente el Señor le habla, y Abraham no se pone a filosofar acerca de Su existencia, ni le pide pruebas de ella, sino que le obedece, ya que no tiene dudas. De la misma manera, nos acontece a nosotros, como veíamos en Filipenses 3:12

    Íbamos andando en nuestro pecado, cada uno con sus particularidades, y de repente Cristo Jesús nos alcanzó, se comunicó, se reveló a sí mismo. Nos convenció de pecado, y abrió nuestros ojos para contemplarle, como magníficamente relata el himno de Charles Wesley:

    Mi alma, atada en la prisión,

    Anhela redención y paz.

    De pronto vierte sobre mí

    La luz radiante de su faz.

    //Cayeron mis cadenas, vi

    Mi libertad ¡Y le seguí!//

    Muy bien, hay un Dios que existe y que se comunica y por lo tanto, ya no podemos escondernos en nuestra ignorancia, ni decir como hace alguno, que Dios ha creado este mundo, y se ha ido por ahí de paseo, y no está interesado en el hombre, más bien, como dice la célebre frase: “El Dios que está allí y no ha permanecido callado”. 

    ¿Y como es este Dios? Vamos a dar contenido y sentido a esta palabra Dios, ¿Qué nos dice el texto? Versículo 20 capítulo 1. “Porque desde la creación del mundo” Nos presenta a Dios como Creador, Dios ha creado este mundo, y todo lo que en él hay. Y gracias a Él, que en Su sabiduría, nos ha dejado escrito en Su palabra, el relato de cómo fue esto en Génesis 1 y 2. Y quiero hacer mención especial a que Génesis 1 y 2, es palabra de Dios, y por lo tanto es suficiente para nosotros, no como se ha intentado desprestigiar tantas veces, es palabra de Dios y es suficiente para nosotros, ¿Cómo empieza?

    En el principio ¿Qué? Dios, Dios creando, creando el universo material, esta tierra en particular, y al hombre específicamente. Y entre muchas otras cosas, nos dice el texto que todo lo que creó fue ordenado y bueno.

    Dios es perfecto, y Dios es bueno. Dios decidiendo crear, y creando algo bueno y perfecto. Y dentro de esa voluntad estoy yo. Dios me ha creado, y me ha creado como soy, aun siendo contaminado con el pecado, con todos mis taras y defectos, he sido creado por Dios de esta manera, por un acto consciente y voluntario de Dios, que me ha puesto en medio de todo este vasto universo, para que pueda contemplar, disfrutar, degustar Su eterno poder y divinidad, Su eterna gloria y Grandeza, Su incalculable sabiduría y variedad. “Los cielo cuentan Su gloria”. Toda la creación cuentan su Gloria, y tu y yo hemos sido creados para vislumbrarla y disfrutarla y ser parte de ella.

    ¡Oh! Cuanta sanidad interior hay para el alma al contemplar por la fe la creación, sanidad para la forma de orgullo, llamada baja autoestima, porque la acción creadora de Dios nos eleva, ya que hemos sido diseñados específicamente por Él y sanidad para la forma de orgullo llamada alta autoestima, porque nos empequeñece delante de la inmensa Creación Divina.

    Haciendo como dice Pablo que cada uno tenga un concepto justo de sí mismo, ni más alto, ni más bajo.

    ¿Acaso no produce esto en nosotros una profunda adoración y gratitud a Dios?¿vamos a cambiar la Verdad de Dios por la mentira?¿por mero accidente?¿no hay nadie arriba?¿nadie nos va a pedir cuentas?

    ¡Que el Señor nos de de Su gracia!

    Imagen de Suus Wansink bajo licencia Creative Commons

    21 febrero, 2015 • Fundamentos del Evangelio, Series • Views: 13

  • Apocalipsis (3)

    Os compartimos el tercer estudio sobre Apocalipsis que estamos dando en la Iglesia Pinar del Río.

    En esta ocasión examinamos la carta a la Iglesia de Éfeso.

     

    6 febrero, 2015 • Apocalipsis, Audio, Predicaciones, Series • Views: 92

  • Apocalipsis (2)

    Os compartimos el segundo estudio sobre Apocalipsis que estamos dando en la Iglesia Pinar del Río.

    En esta ocasión examinamos tres verdades que Jesús da a conocer acerca de sí mismo en el inicio del libro de Apocalipsis.

     

    26 enero, 2015 • Apocalipsis, Audio, Predicaciones, Series • Views: 66